10 de octubre de 2007

LA FORMULA 1 ES UN VERDADERO "CABARET"...




JACKIE STEWART DECLARÓ LA GUERRA A MAX MOSLEY

Jackie Stewart, declaró la guerra contra Max Mosley, presidente de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), y demandará al dirigente después de ser ofendido. En un almuerzo con reporteros, Mosley dijo que el escocés era un "idiota con certificado" y "una figura divertida" en la categoría,porlas críticas del ex-piloto sobre el caso de espionaje "McLaren -Ferrari".
Mis abogados me aconsejaron y que tengo el derecho a iniciar acciones.
Estamos conversando,"mis abogados están dialogando con Mosley", dijo Stewart a la revista "Autosport".

"No creo que usted vea al presidente de FIA decir algo de este tipo.
continuó el ex-dueño de equipo.
"Él debe haber quedado molesto, sin motivo, pues las críticas que hice no fueron diferentes de las hechas por otras personas, con respeto y severidad."

Damon Hill, campeón mundial de 1996, salió en defensa de Stewart.
“Todos saben que Sir. Jackie es disléxico y tiene problemas para lidiar con las cosas fácilmente.
Llamarlo 'idiota con certificado' es un insulto serio a uno de los principales nombres del deporte en las últimas décadas."
"Eso no es sólo falta de educación, también cuestiona el carácter del hombre que representa el automovilismo a través de la institución FIA.
Esta conducta no es la apropiada de un presidente y, en mi opinión, es un descrédito, un crimen que él tanto pregona erradicar", agregó Hill, en una carta publicada en "Autosport".

Mosley, por su parte, se defendió, alegando que las críticas de Stewart no son justificadas, y rechazó pedir disculpas.
"Algunos miembros del automovilismo inglés consideran a Stewart un tesoro nacional. Lo conozco hace cuarenta años para entender lo que él quiere decir".
"Jackie hizo comentarios repetitivos en una audiencia televisiva antes y después de las audiencias que envolvieron a McLaren, y cuestionó la posición del Consejo Mundial.
No voy a pedir disculpas por haber dicho eso públicamente y sostendré esta visión ahora y en el futuro", "Claro que criticar a un deportista amado y tricampeón mundial suena impopular, sólo que no es mi trabajo tener en cuenta sus lauros, ni nunca lo será.
Nadie quiere sancionar a un equipo como McLaren, pero ellos estaban errados y esta es nuestra función", completó el dirigente, que ocupa el cargo de presidente de la FÍA desde 1991.
Publicar un comentario