12 de enero de 2008

31 AÑOS A LA BASURA


La ciudad de Rio de Janeiro perderá 31 años de su historia automovilística cuando sea derrumbado el autódromo Nelson Piquet, en Jacarepaguá (zona oeste), para iniciar obras destinadas a la candidatura para pelear por los Juegos Olímpicos de 2016.
Inaugurado en 1977 y con etapas del Mundial de Fórmula 1, de Fórmula Indy y de Motovelocidad en su pista, el escenario más conocido como autódromo de Jacarepaguá dará paso a un complejo polideportivo para reforzar la candidatura olímpica de Rio de Janeiro, destacó la prensa deportiva el miércoles.
Las autoridades del estado junto con el Comité Olímpico Brasileño (COB) lanzaron el martes la candidatura oficial de Rio-2016 y anunciaron un plan que prevé 508 millones de dólares en obras con ese fin. En él se incluyó la demolición de dos viejos estadios locales y del autódromo carioca.
El autódromo, con pista de algo más de 5km, se construyó con las exigencias reglamentarias de la Federación Internacional da Automovilismo (FIA) en procura de conseguir una etapa del circuito mundial de Fórmula 1.
En 1978 logró desbancar al tradicional Autódromo de Interlagos en Sao Paulo y recibir el Gran Premio de Brasil, que se adjudicó el argentino Carlos Reutemann con Ferrari delante del brasileño Emerson Fittipaldi (Coopersucar local).
En 1981 la FIA traspasó nuevamente el GP de Brasil para Jacarepaguá por considerar Interlagos peligroso y así tuvo hasta 1989 ocho nuevas ediciones de F1 iniciadas con otro triunfo de Reutemann (Williams).
La de 1983 tuvo victoria del brasileño Nelson Piquet (Brabham), en 1984 ganó al igual que en 1982 el francés Alain Prost en una prueba que tuvo el debut en este circuito del fallecido campeón brasileño Ayrton Senna.
En 1986 Piquet ganó la carrera con Williams y Senna salió segundo con Lotus, pero en 1989 la FIA cortó la actividad en Jacarepaguá tras un accidente sufrido por el francés Philippe Streiff, con lo cual volvió la actividad a Sao Paulo.
Rio fracasó en su intento por recibir los Juegos de 2004 y 2012 y ahora compite con Praga, Tokio, Chicago y Madrid, entre otras ciudades.
Publicar un comentario